Miércoles, 20 Julio 2011 00:00 Farándula

Una alimentación equilibrada es importante para la disminución de este tipo de compuesto en la sangre

Frutas y vegetales, necesarios contra el colesterol malo (LDL)

Frutas y vegetales, necesarios contra el colesterol malo (LDL)
Redacción / Guayaquil

Los niveles de colesterol en nuestro cuerpo están íntimamente relacionados con nuestro régimen alimenticio. Comidas con un alto contenido en grasas son las principales causas de que estos porcentajes se desequilibren, dándonos un gran número de problemas para nuestra salud.

Este tipo de alimentos nos proporcionan la lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés), o más conocido como colesterol malo, que, entre otras dolencias, se lo relaciona con las enfermedades cardiovasculares.

Para el nutricionista Melinto Hurtado, este componente se lo puede contrarrestar con una buena alimentación rica en frutos secos y diversos vegetales. “Los frutos secos como las almendras o nueces, poseen grandes porcentajes de HDL, colesterol del bueno. Este es fundamental para la disminución de aquel que acumulamos por el consumo de comidas grasas”.

La lipoproteína de alta densidad (HDL), o colesterol bueno, es un componente que nos ayuda a retirar las partículas de LDL acumuladas en las arterias, evitando  así las posibles complicaciones que podría producir. “Es muy importante el consumo de alimentos con grandes cantidades de HDL, ya que literalmente limpia el torrente sanguíneo, además de poseer otros tipos de compuestos como vitaminas y minerales que nos mantienen saludables”, comenta Hurtado.

Los niveles recomendados para el LDL en nuestro cuerpo no deben ser mayores de 130 mg/dl. “Si los valores son superiores a este, la persona debe hacer varios cambios en el tipo de alimentos que consume, sobre todo evitar las frituras”, explica la nutricionista Laura García.

Alimentación equilibrada

Si su médico le ha diagnosticado que tiene colesterol alto es necesario realizar cambios en su alimentación que incluyan comidas ricas en vegetales, frutas y verduras.

“En el desayuno debe consumir lácteos acompañados de cereales ricos en fibra como la avena, esto le ayuda a eliminar toxinas y a disminuir la grasa en el cuerpo. En el almuerzo, las ensaladas con espinaca, apio y lechuga son importantes para mantener el equilibro. Asimismo, el pollo o la carne es preferible prepararla al horno. Para la merienda se recomienda no consumir cosas muy pesadas. Frutas o verduras cocinadas pueden ser una buena opción”, explica García.

Recomendación

Además de una alimentación sana es recomendable realizar ejercicios diarios para ayudar en la eliminación del exceso de colesterol en la sangre.

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 19 Julio 2011 15:18